El mundo observa el Manto Sagrado de Turín


En un video mensaje difundido por El Vaticano, el Papa Francisco afirmó que el rostro desfigurado de la Sábana Santa se asemeja al de tantos hombres y mujeres"heridos por una vida que no respeta su dignidad, por guerras y violencias que afligen a los más vulnerables", sin embargo, invitó a la esperanza.
El Pontífice realizó estas declaraciones con motivo de la ostensión de la Síndone (del griego sindon, mortaja), como es conocido el lienzo en el que según la tradición, fue envuelto el cadáver de Cristo. 
Para la ocasión, la Sábana Santa se mostro a todo el mundo por la televisión italiana RAI, entre las 17:15 y las 18:40 horas del 31 de Marzo, misma que se custodia en la Catedral de Turín y en contadas ocasiones se expone a la veneración de los fieles. La última vez fue en 2010, con motivo de la visita de Benedicto XVI a la ciudad.
"El rostro de la Sábana Santa transmite una gran paz; este cuerpo torturado expresa una majestad soberana. Es como si dejara transparentar una energía condensada pero potente. Es como si nos dijera: ten confianza, no pierdas la esperanza; la fuerza del amor de Dios, la fuerza del Resucitado, todo lo vence", declaró el Pontifice.
Francisco dijo que el rostro de la Síndone tiene los ojos cerrados, que es el rostro de un difunto, sin embargo, "misteriosamente nos mira y en el silencio nos habla".
"¿Cómo es posible que el pueblo fiel quiera detenerse ante este ícono de un hombre flagelado y crucificado? Porque el hombre de la Sábana Santa nos invita a contemplar a Jesús de Nazaret", apuntó.
El obispo de Roma agregó que la imagen grabada en el lienzo habla al corazón de los hombres "y nos lleva a subir al monte del Calvario, a mirar el madero de la cruz, a sumergirnos en el silencio elocuente del amor".
Francisco subrayó que contemplando al hombre de la Sábana Santa hace suya la oración que Francisco de Asís pronunció ante el Crucifijo: 
"Sumo, glorioso Dios, ilumina las tinieblas de mi corazón y dame fe recta, esperanza cierta y caridad perfecta, sentido y conocimiento, para que cumpla tu santo y verdadero mandamiento".
La Síndone es considerada una de las reliquias más famosas y discutidas de la Cristiandad. Mide 4.39 metros de larga y 1.15 de ancha. De ella se tienen noticias desde 1353.
Las pruebas para demostrar si de verdad envolvió el cuerpo de Cristo comenzaron en 1898, después de que un fotógrafo turinés hiciera una foto al lienzo. En el momento del revelado se dio cuenta de que las imágenes negativas representan el cuerpo y la cara de un hombre crucificado, según contaban los Evangelios.
En 1989 fue sometida a la prueba del carbono 14 en tres laboratorios de Suiza, Estados Unidos y Reino Unido, que establecieron que era un tejido de entre 1260 y 1390; destacados expertos criticaron la prueba, al considerar que estaba mal hecha.
Según el profesor ruso Andrei Ivanov, los tres trocitos de tela que se cortaron para analizar eran de las puntas; es decir, la parte por la que era sostenida la sábana por los prelados en las numerosas ocasiones en que fue presentada a los fieles.
La Iglesia siempre ha considerado como irrelevante el hecho de la antigüedad, al señalar que la Síndone no es una prueba, "sino una invitación a rezar".

Comentarios