Un pueblo de ovnis y misas negras



Se han celebrado misas negras, se han hecho psicofonías en las que se dice haber recogido la voz de un niño muerto de forma trágica. Ha sido punto de encuentro de concentraciones de avistamientos de ovnis y existe cierto peregrinaje parapsicológico por las noches. Quizás porque los núcleos abandonados no abunden cerca de Barcelona. Es Jafra, en el área de la Capella. Restos de un castillo escondido en la maleza, de una iglesia que nació en torno al siglo X y de un pequeño conjunto de casas cuyo último habitante se marchó en el año 1964. Aunque no se fue por ninguna maldición, simplemente porque la época de la pagesia se había acabado. Su acceso no es difícil, a través de una pista forestal del Garraf.

"Mucha gente viene a hacer espiritismo...", dice Santi Llacuna, director del parque natural del Garraf. Su atractivo se debe, en parte, a la relación de Jafra con la parapsicología, con lo oculto. Hace unos meses se valló todo el recinto. "El estado es ruinoso y puede ser peligroso", apunta Llacuna. Se puso la valla. Alguien hizo agujeros. Se arreglan. Y al día siguiente vuelven a aparecer. Los hacen quienes quieren entrar dentro de una gran casa noble, que algunos mantienen que está maldita. O los que quieren entrar en la iglesia, dedicada a santaMaria y testigo de la gran peste que asoló Europa en el siglo XIV y que también llegó a Jafra. Desde aquel suceso el edificio se quedó sin rector. Después de tres centurias fue recuperado, pero sólo hasta después de 1936, cuando quedó abandonado definitivamente.

En 1980 todo el cementerio estaba destrozado, y los huesos de los difuntos –aún se pueden encontrar pequeños fragmentos óseos– quedaron esparcidos por el pueblo. Esa imagen macabra desapareció gracias a la intervención del rector de Olivella, pero comenzó a revestir el pueblo de un halo de oscurantismo. "Yo no he visto nunca ningún fantasma, pero ni aquí ni en ningún sitio", puntualiza Llacuna. Pero Jafra es famoso gracias a internet y a la leyenda negra que hace que algunas personas afirmen que allí se han cometido asesinatos, aunque no estén documentados.

www.lavanguardia.es

Comentarios