"2014 MU69" el próximo mundo que explorará la NASA

El cinturón de Kuiper, el reino de los planetas enanos y congelados, es enorme. La luz procedente del Sol tarda más de tres horas en atravesar este barrio de rocas muertas y heladas, cometas y pequeños mundos, y sus vestigios llegan a una distancia próxima a los 740.000 millones de kilómetros, en los confines del Sistema Solar. Dentro de esta nube que es como una piel que recubre las órbitas de los grandes planetas, los científicos buscan entender cómo se originó el vecindario espacial de la Tierra.
«2014 MU69» está a 160.000 millones de kilómetros de Plutón, tan lejos que la nave llegaría en 2019

Este viernes, la NASA anunció cuál será la próxima parada en el intento de explorar esta vasta región, después de que el 14 de julio la nave «New Horizons» sobrevolara las proximidades de Plutón, uno de los pequeños mundos helados que habitan esta región. En esta ocasión, los científicos han propuesto que el siguiente en mostrar sus secretos sea «2014 MU69», un objeto, lo llaman KBO, por «Kuiper Belt Object», que está situado a 160.000 millones de kilómetros de Plutón y que la nave alcanzaría en 2019. Pero la NASA aún debe decidir si gasta el precioso combustible de la nave en alcanzar esta roca o si debe conservar las reservas para lo que pueda pasar.


«"2014 MU69" es una gran elección porque es el típico "KBO" que se formó donde orbita ahora», explicó Alan Stern, el investigador principal de la misión «New Horizons» y científico del «Southweast Research Institute» (SwRI) en Boulder, Colorado. «Además, este "KBO" no requerirá tanto combustible como otros, y esto nos protegerá ante posibles imprevistos», añadió.
Trayectoria que podría seguir la sonda hasta PT1, el objeto llamado «2014 MU69» (NASA/JHUAPL/SwRI/Alex Parker)

De este modo, si la nave se acercara a este objeto, comenzaría la etapa de la misión conocida como «extended mission», y que está diseñada para continuar con la exploración del Cinturón de Kuiper. Así, la NASA respondería a la recomendación de laAcademia Nacional de Ciencias que pedía explorar esta región previamente inexplorada para investigar más acerca de los orígenes del Sistema Solar.
Sin embargo, acercarse a este objeto no saldrá gratis. Aparte del combustible que se consumirá, la activación de los sistemas de exploracion mermará de forma significativa las reservas de energía y supondrá ralentizar el envío de datos recopilados en Plutón a cambio de lo que «2014 MU69» pueda ofrecer. Como resultado, la vida útil de la sonda podría reducirse de forma drástica.
Actualmente, la nave «New Horizons», a una distancia de unos 4.900 millones de kilómetros de la Tierra, está comenzando a transmitir los datos y las imágenes que ha almacenado en sus discos duros gracias a su paso por Plutón, el 14 de julio. Sus sistemas están en perfecto estado y tiene reservas de energía para varios años. ¿Debe arriesgarse a desviarse hacia "2014 MU69"»?.
Fuente: ABC, Agosto 2015.

Comentarios