Ufólogos exigen a Brasil publicar informes secretos sobre ovnis


Según informa hoy el diario "Folha de Sao Paulo", los ufólogos que participaron a fines de 2012 del IV Foro Mundial de Ufología en la ciudad brasileña de Foz de Iguazú, en la triple frontera entre Argentina, Brasil y Paraguay, exigen la liberación de los documentos ultrasecretos, para uso científico, al amparo de la Ley de Acceso a la Información, promulgada en Brasil en 2011.

"No hay motivo para que los relatos sobre apariciones ufológicas tengan un tratamiento más restrictivo (que otras informaciones que fueron divulgadas al amparo de esa ley)", dijo el organizador del foro, Ademar José Gevaerd.

De acuerdo con "Folha", los ufólogos enviaron una carta al ministro de Defensa, Celso Amorim, en la que solicitan la liberación de los informes. "Todo lo que queremos es tener acceso a todos los documentos ufológicos que aún están bajo secreto", indica la misiva.



Gevaerd sostiene que lo poco que ya fue divulgado sobre la "larga relación" entre militares brasileños y objetos voladores no identificados, de la cual se tienen registros desde 1950, es "espectacular", pero "se trata de una gota en el océano de informaciones que aún están archivadas".

Como ejemplo, el ufólogo cita un informe del 2 de junio de 1986, firmado por el brigadier José Pessa Cavalcanti de Albuquerque, entonces comandante interino de Defensa Aérea del Ministerio de Aeronáutica. El informe integra un paquete de archivos "confidenciales", de unas 4.500 páginas, que fue desclasificado en 2009, y que por ahora circuló únicamente entre los ufólogos.

El documento relata con sumo detalle la aparición de una "escuadra" de objetos voladores no identificados desplazándose a velocidades "subsónicas y supersónicas" que se mantuvo planeando sobre la ciudad de Sao José dos Campos, situada a 94 kilómetros de Sao Paulo".

Tras ser activada una alerta, prosigue el documento, fueron enviadas a la región cinco aeronaves de combate con el fin de interceptar los objetos voladores.

Los "ovnis", que serían un total de 21, volaban entre a entre 1.500 y 12.000 metros de altitud, y su velocidad "variaba de forma que permitía una aproximación, como también se apartaba repentinamente, aún estando el interceptor a velocidad supersónica, lo que ocasionó la pérdida de contacto y, por tanto, la persecución fue abandonada".

La conclusión a la que llega el Comando de la Aeronáutica es que "los fenómenos (avistados) son sólidos (no sólo luminosos) y reflejan cierta forma inteligencia, (tanto) por la capacidad de acompañar y mantener distancia de los observadores, como también por la de volar en formación, no forzosamente tripulados".

Por su parte, los participantes del Foro Internacional, que contó con la presencia de un representante oficial de la Fuerza Aérea Brasileña, no tienen dudas sobre el origen "extraplanetario" de esos objetos voladores.

"Son avanzados vehículos de origen externo al planeta Tierra, de naturaleza física y bajo control inteligente", aseguran los ufólogos.

Pese a realizar informes detallados sobre cada uno de los eventos de visualización de objetos voladores desde la década de los 50, el capitán de Aeronáutica Herbert Filgueiras, aclaró que el hecho de recolectar informaciones al respecto "no significa que la Aeronáutica admita la existencia de seres extraterrestres".

Comentarios