NEBULOSA A LA VISTA: LOS ASTRÓNOMOS VEN 'MÁS ALLÁ' DE LOS 'PILARES DE LA CREACIÓN'



La Agencia Espacial Europea ha publicado nuevas imágenes de los 'Pilares de la Creacion', espectaculares formaciones de gas y polvo cósmico que forman parte de la Nebulosa de Águila, o M16, objeto astronómico que se encuentra a unos 6.500 años luz de la Tierra.

En 1995 el telescopio Hubble de la NASA captó la imagen de aquella parte de la nebulosa Águila cuando la observaba en espectro visible en la zona de formación de estrellas.

Los 'Pilares' son gigantescas columnas de gas y polvo de varios años luz de longitud de las que surgen protuberancias globulares gaseosas en estado de evaporación. Son restos de una nube mucho más grande, que paulatinamente se va destruyendo bajo el efecto de astros jóvenes a altas temperaturas.

Al obtener la imagen, los científicos supusieron que en los glóbulos gaseosos que se evaporan de las columna, también se forman nuevos astros, pero no pudieron comprobarlo: los datos ópticos, transmitidos por el Hubble, no captaban nada detrás de la capa de polvo.

La imágen

La situación cambió gracias al estudio de la nebulosa de Águila en rango de infrarrojo cercano realizado con el VLT (Very Large Telescope o, literalmente, Telescopio Muy Grande) del Observatorio Austral Europeo, ubicado en el desierto de Atacama, en Chile. El estudio mostró que las estrellas pueden encontrarse sólo en 11 de los 73 glóbulos gaseosos registrados.

Los glóbulos gaseosos vistos a fondo gracias a la observación en el rango de infrarrojo. Imágen: VLT/ISAAC/McCaughrean & Andersen/AIP/ESO


A su vez, el telescopio cósmico Herschel agregó a los datos de los que ya disponían los científicos los resultados de las observaciones en infrarrojo lejano. La nueva imagen de la nebulosa M16 fue completada también por el XMM-Newton, el observatorio espacial de rayos X de la Agencia Espacial Europea.

La información recolectada por XMM-Newton, que registró un gas extremadamente caliente cerca de las estrellas más jóvenes completó la imagen de la nebulosa. El estudio comprobó la hipótesis de que uno de los astros más masivos que se encuentran en la Nebulosa de Águila, hace cerca de 6.000 se convirtió en una supernova, que parcialmente destruyó 'los pilares de la Creación'.

Comentarios