Arqueólogos desentierran estructuras debajo del Palacio del Gobernador de alrededor 200 años más antiguas de lo que se creía la ciudad maya de UXMAL


Consolida el INAH uno de los principales edificios prehispánicos en Yucatán y recobra paulatinamente su esplendor arquitectónico
Arqueólogos yucatecos del Instituto Nacional de Antropología e Historia descubrieron en Uxmal una estructura enterrada debajo del Palacio del Gobernador, revelando una antigüedad superior a lo que se creía el origen de esta ciudad maya.
El arqueólogo José Huchim Herrera, quien dirige los trabajos en la Zona Arqueológica, ubicada 78 kilómetros al sureste de la ciudad de Mérida, capital de Yucatán, informó que durante las excavaciones en la consolidación de dicho edificio se abrió una cala y se toparon con un arco del estilo Puuc Temprano, es decir, alrededor de 200 años más antiguo que la arquitectura conocida de Uxmal.
Esto indica que aquí hubo una ocupación más temprana de lo que se creía, con una arquitectura que no se conocía en esta ciudad maya, revelándonos una nueva historia y construcciones más antiguas en este sitio, destacó el arqueólogo.
El arco descubierto está alineado con el arco de entrada al edificio, en la parte superior del costado poniente del Palacio del Gobernador, de modo que originalmente pudo tratarse de la primera fase de esta construcción, la cual fue modificada posiblemente por los cambios políticos y económicos del momento.
El Puuc Temprano está fechado entre 670 y 800 años dC, en tanto que el arco superior está fechado para el año 970 dC.
Los mayas sellaron el arco, rellenaron toda la fachada y ampliaron el basamento del edificio para desplantar en la parte superior. Todo esto quedó enterrado, hasta ahora. “Los últimos en ver tal cual esta estructura fueron los propios mayas. Después de ellos nadie más había visto esto”.
Al lado opuesto del basamento se encontró un arco similar, que antes de ser rellenados ambos pudieron estar conectados y formar un pasaje. El relleno empleado para sellar el claro de la bóveda está formado por una secuencia de capas de piedra alternadas con otras de mortero.
Esta subestructura, según el arqueólogo, marca un salto en el proceso constructivo; en la representación simbólica; en la tecnología de labrado y evidencia el desarrollo de la civilización maya.
Huchim Herrera detalló que se han encontrado escalinatas en las excavaciones durante esta primera temporada de trabajo, que ya suma cuatro meses, pero lo que más llamó la atención de los arqueólogos fue esta subestructura oculta, construida con bloques de piedra de mayor tamaño que el resto de los edificios y una superficie sumamente lisa, a diferencia del tallado en piedras que caracteriza a Uxmal.
Indicó que se trata de una piedra muy bien cortada pero sin la decoración característica de Uxmal, que es más moderna. “Es probable que la arquitectura del Puuc Temprano en la época prehispánica fuera adosada con muros y recubierta con decoración, dado el grosor de los muros que vemos en toda la zona, que son más anchos en la arquitectura del Puuc Clásico”.
Para José Huchim, quien es director de la Zona Arqueológica de Uxmal y la Ruta Puuc, es uno de los hallazgos más importantes y se comienza a registrar la historia desconocida de esta ciudad maya.
Abundó que los últimos análisis de jeroglíficos indican que era otro nombre el que tenía la ciudad de Uxmal, así como otro rey, “una historia que no se conocía de Uxmal y que estamos descubriendo”.
“Todo lo que conocíamos hasta ahora era arquitectura del Clásico Tardío (del 700 al 950/1000 dC), pero vemos que esta subestructura posiblemente sirvió de inspiración para construir el Palacio del Gobernador que actualmente conocemos”.
El especialista del INAH anticipó que dicho arco será cubierto de nuevo para continuar la consolidación, pues estructuralmente la carga que soporta es muy fuerte y, con el tiempo, podría afectar al resto del edificio, ya que fueron retirados aproximadamente cuatro metros de material que sirve como contención.
El proyecto completo es de cinco meses, de modo que falta un mes de exploración y en una fase posterior se espera consolidar el edificio en su totalidad.
Anticipó que el próximo mes llegará un especialista con un radar y un “resistibímetro”, que es un equipo que mediante ondas eléctricas hará un sondeo completo del edificio y dejará ver la configuración de toda la subestructura hallada.

Comentarios