UNAM participa en búsqueda de materia oscura.

Colaborarán en el experimento DAMIC en la búsqueda directa de materia oscura mediante un detector.

La mayor parte de la materia del Universo no se puede ver y ni siquiera se conoce de qué está compuesta. (Foto: NASA)

Los investigadores del Instituto de Ciencias Nucleares encabezan el grupo de universitarios que colabora en el equipo internacional de científicos en el experimento DAMIC (Dark Matter in CCDs).
El propósito de ese ensayo es la búsqueda directa de materia oscura mediante un detector, con el que se intentará determinar, a partir del primer cuatrimestre de 2015, si existe interacción, aunque sea muy débil, entre la materia oscura y la ordinaria.
La UNAM detalló en un comunicado que el detector utiliza dispositivos de carga acoplada o CCD (Charged Coupled Devices) de tipo científico y es instalado a dos mil metros de profundidad, en el laboratorio subterráneo SNOLAB, en Canadá.
La mayor parte de la materia del Universo no se puede ver y ni siquiera se conoce de qué está compuesta, la presencia de la materia oscura ha sido inferida sólo a través de sus efectos gravitacionales.
Por lo tanto, determinar su naturaleza constituye uno de los problemas más serios de la física y la astrofísica contemporáneas y será en el transcurso de 2016 cuando se tengan los primeros resultados.
En la década de los 30 del siglo pasado, al examinar el movimiento de las galaxias en el Cúmulo de Coma, el astrónomo suizo Fritz Zwicky concluyó que éste debía contener una gran cantidad de materia no luminosa, a la que llamó "oscura".
En números, toda la materia visible sólo representa cinco por ciento del contenido total de energía del Universo, el resto corresponde a la materia oscura, 27 por ciento, y a otra entidad misteriosa 68 por ciento a la que se ha dado el nombre de energía oscura y que acelera la expansión del Universo.
Este modelo describe las estructuras a gran escala y ha sido verificado recientemente por los últimos datos provistos por el satélite Planck, que ha realizado las mediciones más precisas del fondo de microondas que existe en el cosmos.
La colaboración DAMIC está integrada por una veintena de científicos de diversos países, y además de la Universidad Nacional Autónoma de México participan el laboratorio Fermilab y las universidades de Chicago y Michigan, Estados Unidos.
También el Centro Atómico Bariloche, de Argentina; la Universidad de Asunción, Paraguay; la Universidad de Zurich, Suiza, y la Universidad Federal de Río de Janeiro, Brasil.
El líder del proyecto es Juan Estrada, del Centro de Astrofísica de Partículas de Fermilab, y tuvo la idea de emplear CCD para detectar materia oscura.

Fuente: El Universal, Diciembre 2014.

Comentarios