CASO GARY POWERS OVNIS Y POLITICA





La experiencia vivida por Gary Power, espía norteamericano en los años ´60, genero gran polémica a nivel internacional y presume la intervención de un fenómeno inexplicable que muchos, se lo atribuyen al fenómeno OVNI. El siguiente relato, es extraído de 2 trabajos de investigación con fines totalmente diferentes, el primero hecho por un historiador especializado en el conocimiento y hechos del espionaje y el otro por un prestigioso (ya desaparecido) investigador del fenómeno "OVNI":
Relato obtenido de: "Anatomía del Espionaje ", Domingo Pastor Petit - 1970
La historia que vamos a contar es conocida con el nombre de «40º vuelo del avión "U-2"». Su objetivo: espiar desde el aire, a 21 000 ó 30 000 metros de altitud, con una potente cámara fotográfica, en un trayecto de unos 5 400 Km, una vasta faja del territorio soviético... ¿Cómo y por qué, tras tanto tiempo de espionaje aéreo, había de fracasar el vuelo realizado por Gary Powers?
Veamos los hechos. El 1ro. de mayo de 1960, desde el aeródromo de Peshawar, una ciudad turca próxima a la frontera con el Pakistán, Gary Powers emprendió el vuelo sobre la URSS con un avión «U-2». Debía fotografiar, muy en particular, la plataforma de lanzamiento de cohetes situada en Sverdlovsk, donde los rusos tenían cohetes dos veces más grandes que los mayores de Norteamérica (el cohete más grande de los Estados Unidos era el «Centauro», de unos 33 metros de longitud). Pero, asimismo, el «U-2» debía fotografiar las rampas de lanzamiento de cohetes al este del mar de Aral y las bases de la Armada y la Aviación en Arkangel y Murmansk. La operación era simple. Powers había sido provisto de una pistola y varias clases de venenos para suicidarse si la operación fallaba. El coronel Shelton le entregó, además, 7 500 rublos, una cierta cantidad de luises de oro, dinero de la Alemania occidental, dos relojes y siete anillos de mujer de oro. En un dólar metálico hueco por dentro había un veneno a base de curare. La operación parecía sencilla: despegar de un aeródromo turco y aterrizar en otro de Noruega; nada más. En total, ocho horas de vuelo. Desde Peshawar hasta la frontera soviética, un recorrido de unos 500 Km, el «U-2» empleó en salvarlos una hora, volando a una altitud de 18 000 metros. Cruzó la frontera a las 5,36 horas del mencionado 1ro. de mayo, y hasta sobrevolar la cordillera de los montes Urales nada anormal le aconteció a su aparato. De repente, Powers experimentó una violenta sacudida y observó en la popa del «U-2» una llamarada. El motor a reacción se paró. Angustiado, Powers lanzó su señal de alarma a Bodoe, el lugar previsto como final de trayecto. Se encontraba a unos 30 Km de Sverdlovsk. No tuvo más remedio que descender hasta 9 000 metros de altitud, y entonces los proyectiles comenzaron a estallar en torno al avión. En ese momento las estaciones norteamericanas perdieron el contacto con el «U-2». ¿Qué ocurrió después? Oigamos al propio Powers en el proceso: «Yo no pude utilizar el asiento que se desprendía del avión a causa de la presión provocada por la caída del aparato. Me acuerdo que me hallaba a una altitud de 9000 metros. Aguardé a estar a unos 4200 metros y me lancé entonces en paracaídas, y éste se abrió en seguida.» Ahora bien: ¿por qué se paró el motor del avión? Misterio. El piloto declaró que su avión había sido «tocado por algo, aunque no tengo ninguna idea de lo que eso pudo ser».
O sea, que Powers fue capturado por el KGB y encerrado en la prisión de la Lubyanka, Cuartel General de el KGB. Y los restos de un avión (un «TU-104» a juicio de los yanquis) fueron expuestos en Moscú como si se tratara del «U-2».
Sometido posteriormente a juicio, el piloto reconoció su culpabilidad, declarando: «Yo me reconozco culpable de haber sobrevolado el territorio soviético y los lugares indicados en la carta, y de haber maniobrado en los mandos de mi aparato. Se trataba, según creo, de recoger informaciones secretas de la Unión Soviética.» El 2 de mayo a las 5,30 horas, la CIA comunicó a la esposa del piloto la realidad de los hechos, y ésta se desvaneció al oírlos.
Los restos del avión, entre los que figuraban los objetos antes descritos, fueron expuestos hasta el 5 de julio. Más de 500 periodistas se precipitaron el primer día para ver aquello, y más de 10000 personas desfilaban ante la que llegó a denominarse «Exposición americana»...
...el veredicto era magnánimo: se le condenaba no a quince años de encierro, sino a diez; de éstos, sólo tres pasaría en la cárcel, y los otros siete permanecería en un campo de trabajo. Además, si mostraba buena conducta, la pena le sería reducida tras los tres años y medio en el campo de trabajo...
...¿Qué fue del piloto Powers, encerrado en la prisión Vladimir llamada «modelo» por los rusos? A comienzos del 1962, se iniciaron las negociaciones para intercambiar espías. Los Estados Unidos entregarían a Rudolf Ivanovich Abel y otro agente (ambos espías rusos1 atrapados en Norteamérica), cuyo nombre no ha trascendido, y los rusos soltarían a Gary Powers. Y el 10 de febrero de 1962 se produjo el canje. Tres espías verían milagrosamente cambiado el curso de su destino. Por otro lado, todos los aviones «U-2» (tres,concretamente), fueron remitidos de los aeródromos de Turquía a los talleres de la NASA, en los Estados Unidos. Quedaba cerrado el capítulo de espionaje sobre Rusia mediante los aviones «U-2», mas continuaría el espionaje sideral a base de satélites - espías artificiales...




Relato Obtenido de: "Sacerdotes o Cosmonautas", Andreas Faber Kaiser - 1971
...El 1 de mayo de 1960 es derribado sobre la Unión Soviética un avión-espia norteamericano . Aparte del avión, el suceso echó por tierra la Conferencia Cumbre de París. La prensa rusa dio algunas noticias incompletas y en parte contradictorias sobre las circunstancias del derribo, y los Estados Unidos, por su parte, no acabaron de reconocer un derribo por parte de la defensa antiaérea soviética. Las causas verdaderas siguen siendo oscuras.
El piloto derribado, Francis Gary Powers, fue liberado de la cárcel de Vladimir, cerca de Moscú, cuando no había cumplido ni la cuarta parte de su condena. La le prohibió entonces escribir la historia de su derribo. La publica Powers ahora, en el décimo aniversario de su captura (Powers, Francis Gary, Operation Overflight; New York; Holt, Rinehart & Winston, 1970.), aunque podemos suponer que los puntos prohibidos serán los mismos que entonces, si bien en noviembre de 1962 Powers dejó definitivamente la para pasar como piloto de pruebas a la , es de suponer que las presiones de la agencia continuarán igual que entonces en lo que a secretos por él conocidos se refiere.
Powers dice en su libro que, en los intensos interrogatorios a que fue sometido por los rusos, se dejó muchos secretos de primer orden en el bolsillo. Luego se enfrentaría a los interrogatorios de la y del Senado norteamericano.
La revista alemana publicó el 25 de abril de 1962 un informe de las declaraciones de Gary Powers a una comisión del Senado de los Estados Unidos. Nos interesan de este informe las siguientes citas:
"A unos 300 km. al sur de Swerdlowsk se disiparon las nubes. Volví a enfilar el rumbo correcto. Luego ya no tuve dificultades con la dirección.
Comenzaron entonces los fallos del piloto automático. En principio no era grave. Desconecté el piloto automático y volví a conectarlo al cabo de unos minutos. Funcionó durante diez minutos, luego se renovaron los fallos.
A la tercera vez dejé desconectado el piloto automático y piloté la máquina por mí mismo.
Sobre Swerdlowsk cambié de rumbo y anoté los datos de tiempo, altura, etc..., cuando oí y noté la explosión...
Noté la explosión, pero nada especial pudo observarse en la máquina. Acaso un ligero golpe de aire desde atrás, un poco de aceleración.
Alzé la vista del cuadro de indicadores y todo lo que vi era de color naranja..., nunca había visto algo parecido. Y estoy absolutamente seguro de haber oído la explosión.
Creí que la explosión había tenido lugar fuera y detrás de la máquina... Creo que una explosión en el avión debería acusarse en el asiento y en la palanca de mando. Por ello estoy casi seguro de que la explosión tuvo lugar fuera del aparato.
Primero creí que no había pasado nada. En este momento perdí la noción del tiempo. Luego se inclinó el ala derecha. Es normal en un avión. Siempre bascula un poco sobre el eje longitudinal. Empuñé los mandos y volví a colocarlo en posición horizontal. instantes después el avión bajó el morro.
Sólo había una explicación: se había desprendido el timón."
Tras algunas dificultades, Powers logra saltar en paracaídas: "Me extrañó el hecho de que yo no había abierto el paracaídas".
Powers va a parar a un campo de cultivo, muy cerca de un pueblo, y a menos de 10 metros de un tractor. Inmediatamente le rodea un grupo de personas.
"...intentaron hablar conmigo. Yo sólo movía la cabeza y les hice ver que no les entendía. Uno de ellos me señaló y levantó dos dedos. Tuve la impresión de que me quería preguntar sí tenía un acompañante. Por ello moví la cabeza, me señalé a mí mismo y levanté un sólo dedo, para darle a entender que iba solo. Entonces él señaló hacia arriba. Levanté la cabeza y vi algo que, al igual que él, tomé por un segundo paracaídas. Pero yo sabía que no llevaba otro paracaídas a bordo".
Powers subraya más adelante que a la mañana siguiente de su detención, fue sometido, ya en Moscú, a un interrogatorio cuyo protocolo no aparecería luego en las actas de su procesamiento. Se lo comunicó a su defensor, Grinyew, quien se limitó por toda contestación a encogerse de hombros.
El servicio técnico de la «Gesellschaft flir Interplanetarik "Austria"> publica (En su boletín , enero-febrero 1963.), las siguientes conclusiones sobre la causa del derribo del de Powers:
El avión americano "U-2" se ve perseguido durante algún tiempo por un OVNI, que en ocasiones se le acerca tanto, que provoca trastornos en el piloto automático electrónico del «U-2». Powers lo desconecta. Poco después el OVNI ataca. incrementa bruscamente el campo eléctrico que le rodea, cambio que el piloto acusa en forma de explosión, sin poder decir, sin embargo, si realmente lo fue. Powers observa que le rodea una luz naranja. Es la misma luz que encontramos en cientos de informes de visiones de OVNI, en el instante en que éstos pasan a una fase de aceleración. La pérdida simultánea de la noción del tiempo por parte de Powers apareció seguramente en el instante en que se encontraba directamente en el campo de fuerza. Este lapso de tiempo fue suficiente para deformar inadvertidamente el timón del "U-2". El "U-2" cae en picado. Arriba queda el OVNI, interpretado como un segundo paracaídas por los campesinos; Powers asegura que no llevaba ninguno.
"Estas circunstancias"- concluye el artículo de la "Gesellschaft flir Interplanetarik «Austria»" - "nos inducen a preguntarnos: ¿Por qué han atacado?, ¿Participan en la gran política mundial?...

Información enviada por Alfonso Salazar, Técnico en Aviación

Comentarios