OVNI en Calatayud



El día 17 de Mayo hacia las 10:00 horas y mientras se desarrollaba una misión de “Bravo” la nº40, entre SIESTA (W-1, radar de Calatayud) y 2 aviones C.5 Sabres del 102 Escuadrón, fue visto por los pilotos de los F-86 un objeto extraño situado sobre Lérida y estático.

SIESTA dio orden a los 2 F-86 para que se acercaran a dicho objeto e identificarlo, siendo la altura de los F-86 de 48.000 pies y la del objeto de 76.200 pies.

Ante la imposibilidad de los F-86 de llegar a esa altura y la falta de combustible, desistieron del intento y regresaron a Base.

Sobre las 11:00 horas, se tenia programada la salida de 2 F-104 de Torrejón para la mencionada misión “Bravo” con SIESTA y cuando se encontraban en la cabecera de pista para despegar, el Jefe de Operaciones del 104 Escuadrón, les llegó con el fotógrafo y les coloco una cámara fotográfica a cada avión, al mismo tiempo que les notifico que establecieran contacto con SIESTA en el canal 10.

El despegue lo efectuaron a las 09.55 Z (hora internacional) y a las 10.05 Z estableciendo contacto con SIESTA, quien notifico la existencia de un objeto extraño y que los dos F-86 no habían podido aproximarse lo suficiente para verlo y describirlo con cierta exactitud..

Con rumbo 070 se dirigieron hasta las proximidades del objeto a unas 70 millas, antes de llegar al mismo aceleraron a 1.5 de mach y ascendimos a continuación a 45.000 pies y unas 15 millas del objeto establecieron contacto visual con el mismo.

A la distancia del primer contacto visual con el objeto les pareció ver una forma aproximada de una punta de lanza hacia abajo o como un cuerpo de calamar.

Conforme se iban acercando, con el brillo del Sol se difuminaba el contorno del objeto y les pareció una forma indefinida y muy brillante.

En un primer intento llegaron a alcanzar 59.000 pies y aunque tenia la cámara fotográfica instalada en el avión no podían alinear el eje del mismo con el objeto, debido a estar casi en su vertical, así como tampoco, en esos momentos, discernir sobre su forma

En un segundo intento, el jefe de la formación separándose del punto, aceleró de nuevo y ascendió a 52.000 pies y al aproximarse de nuevo al objeto, le pareció ver la forma de un avión, como la de un T-33 con un ángulo en picado de unos 80 grados, es decir, como si estuviese suspendido del timón de dirección, seguía brillando mucho y aunque esta vez llego a alinear el eje del F-104 con el objeto para realizar unas fotografías con la cámara fotográfica, la película salió velada en el revelado, además durante el ascenso el postquemador del caza sé paró, y acto seguido el motor dejó de funcionar, comenzando a perder altura, aunque finalmente los sistemas del F-104 volvieron de nuevo a funcionar y recuperar el control.

A su vez, el punto antes de separarse de su Jefe, observo las dos formas fuseladas superpuestas y primeramente con una forma del cuerpo de calamar y posteriormente con la apreciación de un avión suspendido del timón de dirección, coincidiendo con las apreciaciones de su Jefe de formación.

El objeto estaba aparentemente inmóvil y manteniéndose mas alto que los F-104. Según SIESTA mantenía una altura diferencial con los F-104 de unos 20.000 pies".

Ya sin combustible, los 2 F-104G decidieron regresar a Base.

Tanto los F-86 citados en el escrito como los F-104, rozaron sus "techos" de vuelo en el intento de aproximación al objeto no identificado.

En un momento de la observación, el EVA 1 detectó dos objetos superpuestos, lo que coincide con la descripción de los capitanes, que habló de "dos formas fuseladas".

El objeto desapareció bruscamente de las pantallas hacia las 18:00 de la tarde y a una altura de 83.000 pies.

CASO AUTORIZADO PARA DARLO A CONOCER EN LA PAGINA DE C.I.F.E.E.E.A.C. POR JUAN JOSE BENITEZ, DIRECTAMENTE A ALFONSO SALAZAR.

Información enviada por Alfonso Salazar, Técnico en Aviación

Comentarios