Plutón tiene glaciares, agua y compuestos orgánicos.

En Plutón hay abundante agua helada y compuestos orgánicos, según confirman hoy los primeros datos científicos publicados de la misión New Horizons. La sonda de la NASA sobrevoló el planeta el pasado 14 de julio haciendo el retrato más detallado hasta la fecha de este planeta enano en los confines del Sistema Solar. Desde entonces se han acumulado en su ordenador de abordo una gran cantidad de imágenes, cada vez de mayor resolución, que van llegando a la Tierra con cuentagotas y desvelan nuevas facetas de este mundo helado.
La nueva imagen de Plutón que muestra el contraste entre las zonas heladas y las ricas en compuestos orgánicos / NASA/JHUAPL/SWRI

La nueva imagen de Plutón, que se publica hoy en Science junto al primer estudio completo del planeta y sus lunas, muestra un planeta con intensos contrastes de color. Muchos de los accidentes geográficos estudiados se encuentran en la región Tombaugh, una extensa zona muy brillante y con forma de corazón. Dentro de ella New Horizons muestra ahora la existencia de glaciares por los que aún fluye el hielo. También precipicios de hasta 600 metros de altura así como cordilleras con dosmiles y tresmiles hechos de agua helada.
El color rojo oscuro de las zonas más ecuatoriales se debe a compuestos orgánicos producidos cuando la luz del sol incide en el metano y otros elementos de la superficie del planeta. Aunque las observaciones desde la Tierra lo habían sugerido, es la primera vez que se confirma la existencia de agua en Plutón.
El accidentado terreno indica que Plutón nos es el mundo helado y muerto que se pensaba. Algunos de los accidentes geográficos datan de hace unos cientos de millones de años atrás, apenas un instante si se considera que el planeta se formó hace 4.500 millones de años. Es probable que esta actividad continúe en la actualidad y los expertos de la NASA aún no se explican cómo puede estar ocurriendo.

Agua por todas partes

El planeta tiene atmósfera, confirma el trabajo, y esta no está desapareciendo tal y como se pensaba. Los nuevos datos de la misión también han permitido ajustar el diámetro del planeta: 2.374 kilómetros, es decir, algo menor que cálculos anteriores. Esto implica que Plutón es más denso de lo que se pensaba, lo que puede ayudar a desvelar el origen del cinturón de Kuiper tras la formación del planeta enano y su mayor luna, Caronte.
Nix e Hidra, dos de las lunas de Plutón, también están cubiertas por abundante agua helada especialmente cristalina a juzgar por el brillo que despiden. Por su parte, Caronte, el mayor satélite del planeta enano, presenta profundas fosas y movimientos tectónicos que apuntan a que sigue activo como su compañero.
La nave de la NASA está actualmente a casi 5.000 millones de kilómetros de la Tierra, adentrándose en el desconocido cinturón de Kuiper donde puede haber otros 200 planetas enanos aún por descubrir.

Fuente: El País, Octubre 2015.

Comentarios