Nuestro planeta alterna su polaridad cada vez que completa un ciclo de 26.920 años de órbita solar

Por: Paula Flores

Nuestro planeta alterna su polaridad cada vez que completa un ciclo de 26.920 años de órbita solar, unas veces los polos magnéticos de la Tierra están alineados como nosotros los conocemos ahora, y en otras, están invertidos. Esto tiene que ver con la dirección en la que rota la Tierra alrededor de su eje. Por otro lado, la velocidad de rotación es variable y, según ésta cambie, los campos magnéticos se manifiestan con mayor o menor intensidad. A más velocidad de rotación corresponde un campo magnético más fuerte, y a menor velocidad de giro, un campo magnético más débil.

En el ciclo actual, el punto de máxima intensidad del campo magnético se alcanzó hace 2.000 años, haciendo que en nuestros días la Tierra gire más lentamente, por ello el campo magnético ha venido debilitándose, y lo hace en progresión geométrica. Actualmente nuestros días son más largos, sin embargo sentimos que el tiempo se acorta porque la forma como lo percibimos depende de otro factor que es la afinación de nuestras células con el pulso de la Tierra (o Frecuencia Schumann), la cual ha venido acelerándose.

Según el modelo informático, la inversión polar de la Tierra y el Sol pueden causar los siguientes problemas serios aparte del mal funcionamiento electrónico, pérdida del sentido de la dirección en la migración de los pájaros, etc.:

- Se debilitará substancialmente el sistema inmunitario de todos los animales, incluyendo a los seres humanos.

- La corteza terrestre experimentará un aumento de los volcanes, movimientos tectónicos, terremotos y deslizamientos de tierra.

- Se debilitará la magnetósfera de la Tierra y aumentará muchas veces la radiación cósmica del Sol haciendo inevitables los peligros por radiación tales como el cáncer y otras enfermedades.

- Grandes asteroides serán atraídos hacia la Tierra.

- El campo gravitatorio de la Tierra experimentará un cambio.

Comentarios