Nueva figura en Nazca

La Universidad de Yamagata, al oeste de Japón, anunció este martes que científicos de su plantel descubrieron dos nuevos geoglifos en las líneas de Nazca.

Se trata de una cabeza de unos 13 metros cuadrados y un animal aún no reconocido, posiblemente un pez o un insecto, de casi 19 metros cuadrados, según la agencia Kyodo. Ambos se encuentran a unos 10 kilómetros de donde están las gigantescas figuras de Nazca.

Yoichi Watanabe, decano de la facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Yamagata, comentó que “es poco usual encontrar geoglifos de partes humanas”. Watanabe cree que los nuevos descubrimientos no fueron detectados antes desde los aires porque son relativamente pequeños en comparación con las figuras conocidas, que se extienden por cientos de metros.

El equipo de investigación, liderado por el científico Masato Sakai, viene estudiando la zona hace algunos años. En 2006 descubrió alrededor de cien figuras, triángulos y líneas rectas.

Las autoridades peruanas anunciaron que investigarán la relación del nuevo descubrimiento con un templo aledaño.

Un engima sin resolver

Las líneas de Nasca, ubicadas a 450 kilómetros al sur de Lima, fueron descubiertas de casualidad en 1927 por un avión que sobrevolaba por la zona. El antropólogo estadounidense Paul Kosok comenzó a estudiarlas en 1930.

Se cree que fueron trazadas entre unos 500 años AC y 500 años DC. Entre sus figuras más representativas están la araña, el mono y el colibrí, además del cóndor, el pelícano, la gaviota, el caracol, la ballena, la serpiente y la llama, entre otras.

Hay diversas interpretaciones sobre su función. La alemana María Reiche, quien dedicó su vida entera al estudio de estas líneas, creía que las líneas eran un gran calendario astronómico. Otros creen que son figuras religiosas, y algunos ufólogos opinan que componen un campo de aterrizaje para ovnis.

Desde 1994, son consideradas Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco.

Comentarios