Se "oculta" la mancha solar más grande que tuvo la estrella durante más de dos décadas.

La mancha solar más grande en aparecer en la estrella durante más de dos décadas acaba de “ocultarse” al entrar en la cara del Sol invisible a la Tierra, mas no sin antes producir potentes llamaradas esta semana. Llamada AR 2192, tiene el tamaño del planeta Júpiter y ha desconcertado a los astrónomos.



Las manchas solares son regiones del Sol con una temperatura más baja que sus alrededores y con gran actividad magnética. Generalmente se forman cuando las líneas del campo magnético se deforman y logran aparecer en la superficie solar. Suelen cambiar de dimensiones y aspecto antes de desaparecer, normalmente al cabo de dos semanas, aunque pueden perdurar tras una o dos rotaciones solares (el astro tarda 27 días en dar un giro completo).

AR 2192 es una de las manchas solares más grandes jamás observadas, ocupando el lugar número 33 de 32,908 regiones activas registradas desde 1874, de acuerdo con científicos de la NASA. ¿Cómo logra una mancha solar alcanzar semejante tamaño?

Conforme se acerca el máximo solar, es decir, el periodo de mayor actividad durante el ciclo de 11 años del Sol, el campo magnético se vuelve más concentrado y la energía resultante bajo la superficie solar intenta alcanzar la superficie. Sin embargo, los expertos desconocen por qué apareció una sola y gigantesca mancha solar en vez de dos o más de ellas.

AR 2192 es particularmente inusual debido a su peculiar comportamiento, pues no ha emitido enormes explosiones de plasma o eyecciones de masa coronal durante el tiempo que encaró la Tierra, como se esperaría de una mancha solar de tales dimensiones. En su lugar, produjo varias llamaradas de gran alcance.

Las eyecciones de masa coronal dirigidas a la Tierra son responsables de las tormentas geomagnéticas, las cuales pueden dañar los satélites y las redes de energía del planeta. Si bien AR 2192 acaba de ocultarse de la vista, no significa que vaya a desaparecer. Es probable que sobreviva la rotación del Sol y vuelva a ser vista. La semana pasada, era posible observar a AR 2192 mediante lentes especializados para eclipses (es importante nunca mirar directamente el sol para evitar lesiones). 


Fuente: Revista Muy Interesante, Noviembre 2014.

Comentarios